Junio 04, 2020

Trump presenta plan de reactivación económica; cada estado levantará sus medidas Featured

Viernes 17 Abril 2020 

*El presidente de Estados Unidos aseguró que cada estado levantará sus restricciones sociales para regresar a las actividades económicas.

*El presidente Donald Trump en conferencia de prensa en la Casa Blanca. (AP)

El presidente Donald Trump presentó los planes de su gobierno para relajar los requerimientos de distanciamiento social, durante una conferencia telefónica con los gobernadores del país, en que destaca que cada entidad del país puede levantar sus restricciones a partir del 1 de mayo. "Según los últimos datos, nuestro equipo de expertos concuerda ahora en que podemos empezar un nuevo frente en esta guerra, que vamos a llamar "reabrir Estados Unidos", dijo Trump.

Las nuevas directrices de la Casa Blanca delinean una restauración gradual del comercio y los servicios, pero únicamente en sitios con gran cantidad de pruebas y un declive en el número de casos de covid-19, y tienen el objetivo de despejar el camino para levantar las restricciones en zonas de baja transmisión del coronavirus, y mantenerlas vigentes en áreas más afectadas.

Los lineamientos sugieren que el presidente tendrá un abordaje cauteloso para relanzar la economía, con un regreso gradual de las personas a los lugares públicos, aunque sin detallar fechas debido a la decisión que tiene cada entidad.

Trump dijo a los gobernadores que algunos podrían comenzar a reabrir sus estados antes del 1 de mayo o antes si lo desearan, dejó en claro que no trataría de imponer su voluntad cuando reabran negocios, escuelas y todos los días vida y serán ellos los responsables de decidir cuándo será seguro levantar las restricciones en sus estados.

"Ustedes van a tomar sus propias decisiones" , dijo Trump en una llamada telefónica el jueves con los gobernadores, según una grabación de audio a la que tuvo acceso la agencia The Associated Presss. "Van a tomar las decisiones.

Estaremos parados junto a ustedes, y vamos a abrir nuestro país y hacerlo funcionar. La gente quiere ponerse a trabajar".

Las zonas con un declive en el número de infecciones y gran cantidad de pruebas realizadas iniciarán con una reapertura en tres fases de los comercios y escuelas. Cada fase duraría al menos 14 días a fin de asegurar que el brote viral no se acelere nuevamente.

A las personas más vulnerables a la enfermedad respiratoria se les recomendaría permanecer aisladas hasta la implementación de la fase final.

Las recomendaciones dejan claro que un regreso a la normalidad será un proceso mucho más largo del que Trump preveía en un inicio, e incluso las autoridades federales advierten que algunas medidas de distanciamiento social podrían permanecer vigentes hasta el final del año para evitar un nuevo brote.

En principio, los lineamientos dejan entrever que algunas partes del país podrían registrar una reanudación del comercio normal y las concentraciones sociales después de un mes de evaluar si la relajación de restricciones deriva en un resurgimiento en el número de casos.

En otras partes del país, o en caso de un nuevo incremento en el número de infecciones, el proceso sería mucho más prolongado.

En tanto, de acuerdo con los lineamientos federales, a las personas más vulnerables a la enfermedad respiratoria se les recomendaría permanecer aisladas hasta que su área ingrese a la implementación de la fase final, e incluso entonces se les recomienda tomar precauciones para evitar entrar en contacto cercano con otras personas.

Las directrices federales se dan a conocer después de que siete gobernadores de la región centro-norte del país anunciaron el jueves que se coordinarán para una reapertura de la economía, después de que a principios de semana se anunciaran pactos similares en el oeste y el noreste.

Horas antes, Trump sostuvo conferencias telefónicas con legisladores a los que designó para que se integren a un grupo de trabajo de asesoría legislativa.

Los costos económicos son evidentes en los nuevos datos federales que demuestran que al menos 22 millones de estadounidenses han perdido su empleo en el último mes.

Pero los legisladores instaron reiteradamente al mandatario a que no sacrifique la salud pública en un intento por reactivar la economía.

Rate this item
(0 votes)